Search
Search
Primera diapositiva

Índice de riego

Metropolitan está ofreciendo consejos sobre cómo puede utilizar su sistema de aspersores de manera más eficiente. El Índice de riego, una cifra obtenida mediante métodos científicos, guiará su programa de riego en función de los cambios en el clima.

Preguntas y respuestas

Algunos controladores de riego de jardinería (también conocidos como temporizadores) tienen una función de “control del aporte de agua” (water budget adjustment).  Un botón o un dial en el controlador pueden aumentar o disminuir la cantidad de tiempo de riego para cada estación (o válvula) haciendo solamente un ajuste. Se puede ahorrar una cantidad considerable de agua usando el índice de riego para ajustar su controlador cuando cambia el clima. Disminuir su consumo de agua reducirá su factura de agua y ayudará a conservar un recurso muy precioso y limitado.

¿Qué es el Índice de riego?

El Índice de riego es un porcentaje que se calcula a partir de datos científicos y se utiliza para establecer un ajuste recomendado para la función de control del aporte de agua. El Índice de riego brinda tres porcentajes:

Diario: basado en las condiciones del día anterior
Semanal: basado en las condiciones promedio de los 7 días previos
Mensual: basado en las condiciones promedio de los 30 días previos

El índice normalmente indica 100 por ciento para la época más calurosa del año en el sur de California (gran parte de julio y agosto). A lo largo del año, el Índice de riego varía para reflejar la cambiante necesidad de agua que tiene el jardín a medida que cambian las condiciones meteorológicas. A medida que se publican nuevos valores del Índice de riego, la función de ajuste del aporte de agua del controlador debe cambiarse para que coincida con el valor actual del Índice de riego.  Los tiempos de riego para todas las válvulas controladas por un controlador de jardinería cambiarán con el mismo porcentaje cuando se cambie el ajuste de la función de control del aporte de agua.

¿Cómo empiezo a usar el Índice de riego?

Ajuste los tiempos de funcionamiento del controlador en el número más alto de minutos que desea regar durante la temporada de riego máximo en el verano.  Luego ajuste la función de control del aporte de agua para que coincida con el valor actual del Índice de riego publicado. Utilice el porcentaje —diario, semanal o mensual— que mejor corresponda a la frecuencia con la que usted ajusta su controlador. Cambie la función de ajuste para que coincida con los valores cambiantes que se publican en el índice.

¿En qué se fundamenta el Índice de riego?


El Índice de riego se basa en datos de ET (evapotranspiración) que mide la pérdida de agua que se evapora del suelo y que las plantas transpiran. La ET se calcula a partir de estaciones meteorológicas especializadas que miden datos tales como la radiación solar, la temperatura del aire, la humedad relativa y la velocidad del viento. Los valores de la ET dependen principalmente de la cantidad de radiación solar. Un programa de riego debe estar diseñado de manera que reemplace periódicamente la cantidad de agua perdida a través de la ET.

El Índice de riego compara los datos actuales de ET con el valor medio más alto registrado durante los últimos 10 años. El máximo histórico ocurre en julio y equivale al 100 por ciento en el Índice de riego. El concepto del Índice de riego fue desarrollado por el Sr. John Wynn, del Departamento de Recursos Hídricos del Estado de California.

El siguiente gráfico muestra la cantidad de agua que se podría ahorrar si el controlador se ajusta para que corresponda al Índice de riego en lugar de ser ajustado únicamente dos veces al año, lo que muchas personas suelen hacer.


¿De dónde provienen los datos de la ET que se usan en el Índice de riego?

Los datos de evapotranspiración tanto históricos como reales se recogen desde una estación meteorológica ubicada en la Universidad de California, Riverside. Esta estación fue seleccionada debido a su extenso historial de datos y su excelente mantenimiento proporcionado por el personal del Servicio de Extensión Cooperativa de la UC.

Yo vivo en la costa.  El clima de ahí es muy diferente al de Riverside.  ¿Cómo puede una estación meteorológica en Riverside ayudarme a ajustar mis aspersores correctamente? 

El Índice de riego no depende de las condiciones locales. Los tiempos de riego serán diferentes para corresponder a su clima particular, pero el Índice de riego generalmente sube o baja a razón del mismo porcentaje en toda la zona de servicio de Metropolitan.  Si usted programa su válvula del césped para tres minutos al día y otra persona programa la suya para cinco minutos al día, usar el índice de riego aumentará o disminuirá esa cantidad de tiempo para ustedes dos con el mismo porcentaje.

¿Qué ocurre si mi controlador está ajustado al valor que sugiere el Índice de riego y mis plantas lucen estresadas?

El Índice de riego es una estimación que puede ayudarle a decidir cuánto tiempo debe regar sus plantas durante distintas épocas del año.  El ajuste fino se debe hacer prestando atención a la salud de su jardín. Si sus plantas se ven estresadas, aumente el ajuste porcentual al siguiente punto. (Los signos comunes de estrés en las plantas son hojas caídas, un tinte azul grisáceo en el pasto, o pasto que permanece plano después de que se pise).

Después de hacer el ajuste, espere varios días para ver si el estrés desaparece. Si permanecen los signos de estrés, aumente el porcentaje otro punto. Realice estos ajustes periódicos hasta que el jardín se vea sano. (Nota: para algunos controladores un “punto” representa uno por ciento; para otros puede representar 5 o 10 por ciento. En el caso de controladores con incrementos de uno por ciento, realice los ajustes de punto utilizando 5 por ciento).

Si su jardín se ve saludable, el sistema de riego en realidad puede estar aplicando más agua de la necesaria.  Para verificar si este es el caso, invierta el proceso descrito anteriormente. Reduzca la función de control del aporte de agua, punto por punto, observando su jardín durante varios días entre cada cambio. Una vez que haya reducido el porcentaje al punto en que las plantas estén empezando a mostrar signos de estrés, aumente la función de control del aporte de agua en un punto y habrá personalizado sus necesidades de riego para adaptarse a su jardín específico; después aumente o disminuya según lo dicte el clima.

¿Hay algo más que pueda hacer para mejorar mis prácticas de riego y reducir el consumo de agua?

Además de tener un buen programa de riego y ajustarlo según los cambios del Índice de riego, es importante que periódicamente (al menos una vez al mes) accione cada válvula de riego para ver cómo funciona. Identifique aspersores que no estén subiendo correctamente, arbustos o césped que interfieran con el patrón de riego, boquillas averiadas u obstruidas, aspersores que rocíen aceras y accesos, etc.

Si la presión de agua es alta, utilice dispositivos reguladores de presión para reducir la presión de funcionamiento del aspersor al rango óptimo especificado por el fabricante. Una presión demasiado alta hace que el agua que sale del aspersor se convierta en neblina, la cual se la puede llevar incluso una suave brisa.
Riegue en las primeras horas de la mañana y cuando el aire esté quieto. No riegue por la tarde, de lo contrario gran parte del agua se perderá debido a evaporación por el sol.

Ponga atención a la escorrentía.  Si riega por periodos más extensos, el agua puede escurrirse y desperdiciarse.  Muchos controladores tienen una función que permite múltiples tiempos de inicio de manera que se pueda alternar entre “ciclo y remojo”.  El riego por periodos más cortos permite que el agua penetre. Para evitar la escorrentía, se pueden fijar múltiples tiempos de inicio con ciclos de menor duración antes o después de alguna restricción de tiempo en su zona.  Evitar el escurrimiento no sólo reduce el consumo de agua y mejora la apariencia de su jardín, sino que, igualmente importante, evita la escorrentía que lleva hacia nuestros desagües contaminantes que terminan en nuestras playas.